Skip to Content

El arte

no es otra cosa que transmitir a la caravana de la vida lo que hemos conocido mientras vivíamos

Lo que se dijo

Alberto Ruiz Yesa. Gestor Cultural.

"Buenas tardes. Hace unas semanas Isidro (Isi) me presentó la trilogía que hoy nos trae aquí. Desde un primer momento se creó una buena sintonía, salvo por el hecho de que yo, más que de "Easy rider", soy de "Quadrophenia", y no es sólo por una cuestión de motos...Esa misma mañana me pasé por la librería y compré, confieso que un poco al azar, el libro "Los frustrados". Reconozco que lo leí de un tirón y que no quité la sonrisa de la cara, a veces una sonrisa amarga, pues "Los frustrados" presenta pasajes llenos de nostalgia con los que he sentido cierta empatía, ya que los hechos ocurren, si no en el lugar donde yo viví esos años, sí con las mismas o parecidas circunstancias.

Bajo mi punto de vista, la frustración que señala el título no es sino una excusa para presentarnos una galería de personajes, algunos entrañables (como Marciana) -aunque la mayoría lo son-, y una serie de situaciones en las que Isi introduce "perlas" que te hacen reflexionar.

Hablo solo de este libro, "Los frustrados", porque es el único que he leído hasta el momento, aunque me comprometo a leer la trilogía, que se cierra con los títulos "El buscador de utopías" y "La otra orilla".

Desde aquí animo a todos a comprar esta "trilogía callejera", en parte por el esfuerzo que ha supuesto a su autor la autoedición y,sobre todo, por los buenos momentos que pasaréis con su lectura.

Para terminar, me gustaría leer una pequeña cita del libro "Los frustrados":"...Y las palabras que dices son un arma de doble filo. Si las sueltas cargas con el peso de lo dicho, aunque aligeras lastre, y si te las quedas acarreas la aún más densa pena del silencio ".

Gracias, Isidro y gracias a todos vosotros por estar aquí esta tarde."

Alberto Ruiz Yesa

Brindo

por todo lo imposible e inalcanzable, por la belleza de lo prohibido. Porque lo legal sea justicia, lo inmoral pura delicia. Porque entre las masas surja un pueblo que haga fácil lo infinito.